miércoles, 20 de septiembre de 2017

Jubileo

Tarde de miércoles. Buenos Aires es un horno. El estrépito de autos y gente raya el asfalto en Rivadavia y Callao. Frente al Congreso de la Nación es posible identificar la fuente del bullicio que se esparce por los altoparlantes. Allí están los jubilados. Nuestros viejos reclamando. Reclamando por tanta injusticia. Un reclamo urgente, porque no les sobra hilo en el carretel.

por Juan Carlos Giuliani 

Llevan más de 1.300 miércoles repitiendo hasta la afonía el rito de levantar la bandera de la dignidad. Un ejemplo frente a tanta claudicación dando vueltas. Una bofetada en el rostro de los campeones del posibilismo y la resignación.
Su lucha indoblegable logró varias reivindicaciones. La reforma parcial del Sistema Previsional, que introdujo como principal novedad la posibilidad de que los aportantes puedan elegir pasarse del sistema de capitalización al de reparto, constituyó un módico avance en esta larga y desigual lucha. Este paso, necesario aunque insuficiente, es hijo de los que no aflojaron.
Gracias a los que no bajaron nunca los brazos, a los que alzaron su voz cuando sólo campeaba el silencio, a los que se animaron a reunir un millón de firmas en defensa del Sistema Estatal de Reparto para todos los argentinos y a los que resisten sin dar tregua, se pudo reestatizar el sistema jubilatorio derogando la figura de las nefastas Administradoras de Fondos de Jubilación y Pensión (AFJP).
La sanción de esa normativa demostró, una vez más, que es mentira que no se pueda cambiar el actual estado de cosas. Como quedó al descubierto cuando el Congreso de la Nación aprobó en octubre del año 2010 la ley que garantizaba el 82 por ciento móvil para la jubilación mínima, vetada, con la velocidad de un rayo, por la entonces Presidenta Cristina Fernández con el argumento de que era una "ley de quiebra del Estado".
En el camino de recuperación de fuerza propia organizada, será mucho más factible dar la pelea de fondo para que, como reza la Constitución Nacional, la Seguridad Social sea un derecho humano fundamental, organizada y garantizada por el Estado.
Fundamentalmente, teniendo en cuenta que en la actualidad el Sistema Estatal de Reparto vuelve a ser puesto en tela de juicio por los gurúes del Gobierno que prometen una Reforma Previsional para después de las elecciones de octubre.
Jubileo, júbilo, jubilación. Los miércoles de la dignidad se reproducen para ganar alguna vez el momento del reposo, de la paz, de la armonía.
Conmueve la sabia rebeldía de los nadies esos días de miércoles.
Ya llegará la hora de la reivindicación plena para recuperar en tiempo presente la melancolía de los viejos y buenos tiempos.
Como era antes, hace más de cuarenta años. Cuando el Estado de Bienestar no había sido sacrificado en el altar del neoliberalismo.

Nota de www.agenciacta.org

viernes, 15 de septiembre de 2017

Congreso Provincial de la CTA Autónoma de Córdoba

Con la presencia de dirigentes de la Mesa Nacional de la Central, se llevará a cabo este sábado 16 de septiembre en el Salón de Actos de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Entre ríos 450, el Congreso Provincial de la CTA Autónoma de Córdoba.

El Programa de actividades es el siguiente:
Sábado 16 de septiembre

9:00 horas:Acreditaciones.
10:00 horas: Apertura del Congreso Provincial a cargo de Guido Dreizik, Secretario General de la CTA Provincia de Córdoba.
* Saludos de los compañeros de la Comisión Ejecutiva Nacional.
* Homenaje al compañero Atilio López, a 43 años de su asesinato en manos de la Triple A.
10:30 horas: Trabajo en Comisiones sobre la base de ejes disparadores.
- Situación Política.
- Análisis de coyuntura.
- Rol de La Central en la etapa.
- Plan de Acción.
Se procura que el Debate fructifique en un Plan de Acción de nuestra Central.
13:00 horas: Almuerzo.
14:00 a 16:00 horas: Puesta en común del trabajo en las Comisiones.
* Conclusiones, resoluciones y cierre a cargo de la Mesa Provincial y Nacional.
* Equipo de Comunicación de la CTA Córdoba

El honor acribillado

El 16 de septiembre de 1974 el dirigente sindical y ex vicegobernador de Córdoba, Atilio López, era cobardemente asesinado por los sicarios de la Triple A. Lo acribillaron con 132 disparos incrustados en el cuerpo de un hombre digno y honorable, condenado por su lucha consecuente a favor de la causa nacional y popular. Lo acompañaba en la ocasión el contador Juan José Varas, también asesinado por la mano de obra ocupada del Lopezreguismo.

Tanta furia criminal sólo se explica en la necesidad de instalar el terror como política de subordinación a la estrategia de los grupos de poder que aguardaban agazapados el momento oportuno para terminar con el gobierno títere de Isabel y López Rega.
El asesinato se produjo el día en el que se recordaba el decimonoveno aniversario de la llamada "Revolución Libertadora", que derrocó a Perón y dio inicio a 18 años de proscripción del peronismo.
Su padre era empleado en la sastrería de la Cárcel de Encausados y su madre ama de casa. Le pusieron Hipólito como primer nombre en honor al presidente Irigoyen y porque compartían el ideario de la UCR. Abandonó la escuela primaria para dedicarse al trabajo y al deporte. A los 15 años ingresó como cadete en una fábrica de galletitas. En forma simultánea continúa compitiendo en 100 y 200 metros llanos, especialidad en la que, incluso, llegó a ser campeón argentino. A los 21 años ingresa como chofer a la empresa de transporte automotor CATA.
Carismático, inteligente y decidido, fue elegido delegado sindical en la Unión Tranviarios Automotor (UTA), la gloriosa UTA cordobesa, una organización que estaba en las antípodas del degradado, corrupto y burocratizado aparato actual, que viene retrocediendo sistemáticamente en todo el país a manos de una organización de nuevo tipo, la Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA-CTA). A los 27 años, Atilio ya era secretario general de UTA. Ocupó igual cargo en la CGT de Córdoba que se distinguía por ser pluralista y antiverticalista.
El "Negro" Atilio ganó la consideración de los trabajadores cuando, actuando en el peronismo de la resistencia a poco de la caída de Perón en 1955, dirigió la primera huelga en el período de la "Revolución Fusiladora", enarbolando los programas obreros aprobados en Huerta Grande y La Falda. Histórico dirigente de la UTA y de la combativa CGT Córdoba, lideró en 1969 junto a Agustín Tosco y Elpidio Torres la gesta del Cordobazo que provocó la caída del dictador Juan Carlos Onganía.
En 1973 el voto popular lo consagró vicegobernador de la provincia, como compañero de fórmula de Ricardo Obregón Cano.
Las clases acomodadas gastaron ríos de bromas por la forma de hablar del "Negro", por sus modales y su estilo de vida llano, franco, de pueblo. Como si los trabajadores no supiéramos distinguir gato de liebre: Al país lo fundieron los doctores con posgrado en Harvard, no los laburantes que se comen las "s".
En febrero de 1974, a nueve meses de iniciada su gestión de gobierno, Obregón Cano y López fueron desplazados del poder por una oscura sublevación policial, el tristemente célebre "Navarrazo", que fue consentido por las máximas autoridades nacionales de entonces encabezadas por Juan Domingo Perón.
Había viajado a Buenos Aires días antes de su martirologio para realizar algunas gestiones con autoridades nacionales -estaba buscando trabajo porque después del derrocamiento en febrero de ese año se había quedado prácticamente en la calle- y, de paso, ver a su querido Talleres contra River Plate. Fue un día antes de su asesinato, el 15, en la cancha de Racing en Avellaneda. River, con gol de Carlos Morete, empató 1 a 1 con Talleres (Héctor Ártico).
El líder del sindicalismo de la resistencia y del peronismo revolucionario cayó en una redada. Secuestrado en el hotel donde paraba en la Capital Federal, fue asesinado por la ultraderechista Triple A. Su cadáver apareció pocas horas después en la localidad de Capilla del Señor. El hecho provocó una profunda conmoción en Córdoba, que quedó reflejada durante el velatorio y el sepelio de sus restos, donde una multitud acongojada nunca vista en esa ciudad para una situación similar, participó en sus exequias.
A cuarenta y tres años de su infame crimen, olvidado por la historia oficial, el "Negro" Atilio López es un ejemplo de entrega y lealtad a los intereses de los trabajadores.

Nota tomada de www.agenciacta.org

lunes, 11 de septiembre de 2017

El Cispren solicitó la reapertura de la paritaria

El Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren-CTA), solicitó el 1 de setiembre de 2017 la reapertura de la negociación paritaria para el semestre octubre 2017–marzo 2018 ante la delegación Córdoba del Ministerio de Trabajo de la Nación.

Con fecha 6 de setiembre de 2017 el Ministerio de Trabajo de la Nación notificó a esta entidad que la primera audiencia para la discusión de las cuatro escalas vigentes se realizará en la ciudad de Córdoba el próximo 28 de setiembre de 2017 a las 14.30 horas.

Contexto

Esta reapertura encuentra a los trabajadores y trabajadoras de prensa y la comunicación de Córdoba en medio de un notorio avance empresarial que se sintetiza en estos puntos:
a.- Empresa CEMDO Ltda., Villa Dolores, no firmó el acuerdo salarial anterior. No pagó ningún aumento salarial a sus trabajadores demostrando indudablemente una mala fe negocial.
b.- Empresa La Voz del Interior, Córdoba, las autoridades de recursos humanos informaron a sus empleados, en pleno proceso de reconversión de sistema de trabajo, la apertura de retiros “voluntarios”.
c.- Empresa S.R.T, Córdoba, el Presidente del Directorio pretende que la empresa modifique su razón social: Deje de ser una sociedad anónima y pase a ser una Sociedad de Estado.

Convocatoria

Ante este marco y con el fin de comenzar a analizar la estrategia con la que la organización llevará a delante la próxima negociación, la Comisión Directiva del Cispren, convoca a un Plenario General de Delegados de los medios –obreros y paritarios- y secretarios generales de las seccionales junto con delegados regionales, para el próximo martes 19 de setiembre, a las 14, en la sede del gremio.
* Equipo de Comunicación de la CTA Córdoba 

La Masacre del Banco Popular Financiero

Fue la matanza de trabajadores más brutal que se registre en la Argentina en el último medio siglo. Fue en Río Cuarto. A sangre fría. Hace treinta años. Siete trabajadores bancarios fusilados por la furia criminal comandada por un policía. Sólo hubo un sobreviviente. Aunque el poder haga ingentes esfuerzos por invisibilizar el múltiple asesinato, la memoria colectiva sigue ardiendo. No olvida. No perdona. No se resigna.

La vida cotidiana de Río Cuarto fue cortada de cuajo el 16 de septiembre de 1987. La ciudad ya no será la misma después de esa fatídica mañana, cuando un grupo aún indefinido de delincuentes perpetró un baño de sangre inédito en la crónica roja del país: La Masacre del Banco Popular Financiero.
Ese luctuoso 16 de septiembre de 1987 se cumplían 32 años de la "Revolución Fusiladora" que derrocó al gobierno constitucional de Juan Domingo Perón; 13 años del asesinato del dirigente gremial y ex vicegobernador de Córdoba Atilio López; y 11 años de "La Noche de los Lápices", que segó la vida de seis estudiantes secundarios en La Plata.
Ese día -hace 30 años-, en la sucursal Boulevard Roca del Banco Popular Financiero de Río Cuarto, siete trabajadores bancarios eran brutalmente fusilados con un revólver Orbea calibre 38 Special, descargado por dos veces consecutivas hasta acribillarlos con una docena de disparos para llevarse el magro botín de 36.000 australes. Posiblemente desconocían que el camión de caudales se había llevado más de 110 mil la tarde anterior.
El por entonces gerente de la entidad bancaria, Roberto Vicente Denner, fue el único sobreviviente de la matanza. Falleció de causas naturales el 1º de agosto de 2013, 26 años después del ataque.
El atraco y múltiple homicidio se cobró las vidas de Jorge Garay, José Rubén Bianco, Ángel Angelini, Alejandro Angel Muzzio, Víctor Meynet y Ricardo Ferreira.
En el juicio oral, llevado a cabo dos años después, fueron sentados en el banquillo de los acusados el ex cabo de policía Miguel Ángel Salinas, su esposa María Rosa Boni, Francisco "Pancho" Nievas y Juan Carlos "Garganta" Lucero. No fue llevado a juicio el ex policía Miguel Angel Coy, a quien la Justicia dictó falta de mérito.
La extenuante zaga de audiencias en Tribunales no alcanzó a develar las incógnitas que rodearon al brutal suceso. No se pudo acreditar si actuó otro policía más, como aseguró Denner, dado que resultó fallido el reconocimiento intentado en alrededor de 200 legajos policiales que cubrieron adicionales en ese lugar desde enero de 1986 hasta el 16 de septiembre de 1987.
Denner describió al otro copartícipe del asalto como una persona de mediana estatura, robusta, de tez mate, bigotes y dientes cortitos, de cabello oscuro y profundas entradas. Y dijo que vestía de civil en oportunidad del atraco.
El caso estuvo rodeado de sospechas sobre la participación de importantes personajes vinculados con el poder político y económico de Río Cuarto. Al momento del asalto y múltiple homicidio, el Banco Popular Financiero (BPF) era la entidad financiera privada más importante del sur de la provincia de Córdoba.
Se hablaba de la existencia de una mesa de dinero y de actividades vinculadas con el lavado de plata, que nunca pudieron ser comprobadas pero que revolotearon persistentemente en el imaginario colectivo. No fueron pocos los que desconfiaron de la presurosa versión policial que dio por resuelto el caso la tarde misma de ese negro 16 de septiembre, con la aprehensión de un cabo de policía, su esposa y dos lúmpenes del bajo fondo. Un trámite demasiado expeditivo para desentrañar el caso policial más escalofriante de la historia de Río Cuarto.
En el múltiple crimen del Banco Popular se cruzaron personajes del tenor del subcomisario Hugo Aspitia, denunciado por los organismos de derechos humanos por su participación como represor durante la dictadura militar, que por entonces se desempeñaba como jefe del Servicio de Adicionales de la UR 9; el comisario Carlos Enrique Barbero, a quien Nievas acusó primero de apretarlo para que "limpiara" a Coy del hecho y luego de haberlo presionado para incriminar al ex policía en la matanza; o el mediático abogado Daniel Lacase, conocido luego en todo el país por su intervención como portavoz del viudo de Nora Dalmasso en el todavía irresuelto crimen del Golf Club, que en aquella oportunidad actuó como defensor civil de las víctimas de la masacre.
El 16 de septiembre de 1987 Barbero estaba interinamente a cargo de la policía por cuanto su titular, comisario Fernando Bornancini, se encontraba en Córdoba. Ante el Tribunal, Barbero admitió que visitó dos veces en la cárcel a Nievas, aunque negó haberlo presionado. Según su relato, Nievas implicó a Coy: "Ese día fui en moto a buscar a Salinas y nos fuimos con él y su mujer hasta la estación de trenes y allá nos esperaba el otro milico. Vinimos caminando. Los dos policías adelante y yo y la señora atrás tomados del brazo como si fuéramos una pareja. La mujer y Coy se quedaron en las inmediaciones y Salinas y yo fuimos al banco", dijo Barbero que le relató Nievas.

Un festín con olor a muerte

El testimonio de un perito en balística de la UR 9 fortalecía la presunción de que fueron más de dos los partícipes de la Masacre de Río Cuarto y que al menos una de las víctimas fue ultimada fuera de la oficina del gerente de la sucursal Nº 2 del Banco Popular Financiero, donde posteriormente aparecieron acribillados a balazos los cuerpos de los infortunados trabajadores.
El cabo Carlos Alberto Vizzio declaró que a Rubén Bianco, a quien una docente de Escuelas Pías observó cuando lo obligaban a ingresar al banco, le tuvo que haber disparado un segundo delincuente, que no era el que lo redujo, apostado a más de un metro de la puerta. Y que luego lo remató con un disparo ejecutado a menos de cinco centímetros de su pómulo derecho.
Denner dijo que había escuchado algunos disparos fuera de la oficina mientras estaba tirado en el suelo boca abajo junto a Garay, en tanto que Muzzio y Angelini permanecían sentados respaldados contra una pared con las manos tomándose las rodillas "en posición fetal". De haber sido así, mientras dos sujetos reducían y asesinaban a Bianco, una o más personas debieron permanecer custodiando a los empleados inmovilizados en la gerencia.
El caso de gatillo fácil que produjo un festín de sangre con olor a muerte en la sucursal bancaria riocuartense conmovió al país.
El cabo Guillermo Ireno Torres, quien fue el primero en llegar al escenario de la masacre, relató el tremendo cuadro de sangre que encontró en la entidad financiera. Estaba asignado en la localidad serrana de Achiras y venía a Río Cuarto los días francos o de licencia para cumplir adicionales en los bancos de la ciudad, donde tenía radicado su domicilio. Frente al Tribunal dijo que esa mañana salió desde la sede de la UR 9 con otro policía de apellido Gutiérrez para hacer el adicional en la sucursal Nº 2 del Banco Popular Financiero, donde debían ingresar a las 7.50. Por razones económicas, las autoridades bancarias habían prorrogado en 45 minutos el ingreso del personal de adicionales.
"Tocamos varias veces el timbre de la puerta, al no contestar nadie mi compañero dio la vuelta al edificio para ver si veía algo. ¡Che Torres! no hay nada, ¿Algo habrá pasado?, le comentó Gutiérrez, "pero como yo había visto la chata que traía los valores de la Casa Central estacionada sobre la calle San José de Calasanz y con el motor en marcha, le dije el flaco tiene que estar por acá y me volví a la parte lateral del banco para golpear. Cuando golpeé la puerta ésta se abrió; hago dos pasos dentro del pasillo y grito ¡Che!…no hay nadie acá! Miro hacia todos lados y empiezo a ver piernas y al correr la vista más allá le dije a Gutiérrez ¡mirá qué es esto, Dios mío esto es un desastre!".
En su declaración, Torres señaló que los cuerpos de las víctimas estaban boca abajo en la oficina de la gerencia esposados y que al menos tres se encontraban con vida.
Al solicitar la pena de reclusión perpetua a Salinas y Nievas, el fiscal Jorge Samuel Welner dijo el 8 de noviembre de 1989, al cabo de dos horas y media de una medular e impecable exposición: "Pareciera que hubieran descendido los Jinetes del Apocalipsis para sembrar la muerte, el horror y la miseria".
En octubre de 2007 la Justicia dispuso la libertad de Miguel Ángel Salinas, quien cumplió 20 años de prisión. No volvió a Río Cuarto, una ciudad indignada que repudió su liberación. Se estableció en la ciudad de Córdoba. En la cárcel había tenido "buena conducta" sin mostrar jamás una gota de arrepentimiento por la orgía de sangre que había perpetrado. En cambio Nievas, que estaba en las mismas condiciones que Salinas para salir de la cárcel ese año, sigue aún preso en la penitenciaría de San Francisco por "mala conducta".
Fue una infamia vestida de uniforme que enlutó la clase trabajadora del sur cordobés por un puñado de australes y que aún conserva múltiples preguntas sin respuesta, lo que alimenta la inquietante sensación de que otra vez salió airosa la impunidad del poder.

Por Juan Carlos Giuliani. Nota tomada de: www.agenciacta.org

jueves, 31 de agosto de 2017

La CTA una vez más dice: PAREN LA MANO

Como organización nuestro compromiso, trabajo y deber es defender y luchar por el derechos de todos los trabajadores. Derechos que a veces no son respetados y son avasallados por las estructuras de poder que su único interés es incrementar sus ingresos a costa de lo que fuere. Es por eso que hoy, jueves 31 de agosto, los compañeros y compañeras de la CTA Autónoma Río Cuarto se convocaron en el Concejo Deliberante de la ciudad para repudiar y decirle NO al aumento del boleto de transporte urbano que de $11,68 pasó

 a $15,00, y que de ese modo pasa a ser el boleto más caro del país. En este rechazo también participó la FURC (Federación Universitaria de Río Cuarto) y otras organizaciones políticas y sociales que se dieron cita en la puerta del Concejo para repudiar la sesión que avaló el aumento del boleto urbano.

El rechazo no es sólo por el aumento sino también porque la empresa monopólica, SAT RIO CUARTO, no presta un servicio acorde con el aumento del boleto. Los Riocuartenses que viajan diariamente se han visto involucrados con incidentes en los colectivos, algunos que se incendiaron, colectivos en mal estado, mala atención por parte del chofer, e infinidades de situaciones.
El poder político de la ciudad convocó a las fuerzas de seguridad  que no permitieron el ingreso de trabajadores y estudiantes al recinto.
Los hechos que sucedieron fueron penosos: represión y golpes, directa e indirectamente a varios compañeros tanto de la CTA como de otras organizaciones, se efectuaron por parte de la Policía, ésta mano dura aplicada en militantes populares repercutió en que esto se denuncie en la sede policial.

Una vez más el Concejo Deliberante, que funciona como escribanía de los grupos de poder de la ciudad, en este caso de la SAT que ya aumentó el costo del boleto en lo que va del año en un 50 por ciento, deja a las claras que el gobierno del Pejotista Juan Llamosas en nada se diferencia al del ex intendente radical Juan Jure. Con tanta liviandad ajustan sobre el pueblo que ya no sorprende que la edil Cristina Fernández de Unión por Córdoba, miembro de CGT y quien supo ser Secretaria General de ATSA (Asociación de Trabajadores de la Sanidad) vote a favor del aumento que repercute directamente sobre los trabajadores.
Horas después de lo sucedido los compañeros siguen alzando más fuerte su voz no solo para repudiar el aumento sino también para denunciar y ponerle un freno al abuso de poder y a la violencia ejercida por la policía de la provincia. Es así que si bien el aumento fue aprobado se realizó una conferencia de prensa junto a FURC, el Partido Obrero, Respeto, Seamos Libres y otras organizaciones, exponiendo públicamente nuestra denuncia policía y repudiando la violencia ejercida por la Policía.

Cuando de derechos vulnerados y avasallados se trata ahí estaremos, como central, como CTA y como trabajadores que somos defendiendo lo que nos corresponde. Hoy, más que nunca, lo sostenemos: violencia, es mentir.

martes, 29 de agosto de 2017

Asamblea Extraordinaria para designación de la Junta Electoral

Este miércoles 30 de agosto a las 13 horas se llevará a cabo la Asamblea Extraordinaria para designar la Junta Electoral que fiscalizará las elecciones en el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren-CTA), previstas para el 22 de noviembre.

En virtud de la caducidad de los mandatos de las actuales autoridades del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren-CTA), el próximo 5 de diciembre del presente año, la Comisión Directiva resolvió en su reunión del 11 de julio de 2017 fijar como fecha de elección de renovación de autoridades el día 22 de noviembre de 2017, en un todo de acuerdo con el Artículo 67 de los Estatutos Sociales del Cispren y que se llevará a cabo en el horario de 8.00 a 20.00.

En consecuencia, en cumplimiento de las normas legales y estatutarias, la Comisión Directiva resolvió además en dicha reunión, convocar a Asamblea General Extraordinaria para el miércoles 30 de agosto de 2017, a las 13.00, en Obispo Trejo 365 de la ciudad de Córdoba para designar a los integrantes de la Junta Electoral, en un todo de acuerdo con las disposiciones del Estatuto Social (arts. 33, 34 y concordantes), Ley 23.551 (art. 24) y Dcto. Reglamentario 467/88 (artículo 20) y la resolución DNAS Nro. 6/95.
A los fines de la fiscalización del acto, la Comisión Directiva solicita se designe a un veedor del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación, para la fecha y lugar mencionados precedentemente. En la oportunidad se considerará el siguiente Orden del Día:
1.- Designación del Presidente de la Asamblea.
2.- Designación de dos asambleístas para suscribir el acta.
3.-Lectura y aprobación del acta anterior.
4.- Elección de cinco miembros titulares y tres miembros suplentes de la Junta Electoral de acuerdo al Art. 68º de los Estatutos Sociales, con motivo del proceso electoral de renovación de autoridades convocado por la Comisión Directiva, para el día 22 de noviembre de 2017.

Lugares de votación

* En CórdobaObispo Trejo 365 (sede Cispren), Avenida La Voz del Interior 6020 (diario Día a Día), Avenida La Voz del Interior 6080 (diario La Voz del Interior), Fernando Fáder 3469 (Canal 12 y Radio Mitre), Alvear 139 (Cadena 3), Félix Paz 317 (Comercio y Justicia), Avenida Vélez Sarsfield 4300 (Canal 8) y Santa Rosa 241 (Radio Nacional).
En Río CuartoHipólito Irigoyen 986 (sede Cispren) e Hipólito Irigoyen 1227 (diario Puntal de Editorial Fundamento).
En San Francisco: Pellegrini 756 (sede Cispren) y Boulverad 9 de Julio 2035 (diario La Voz de San Justo).
En Villa Carlos Paz: Elpidio González 307 (Casa del Trabajador de Prensa–Cispren).
En Villa Dolores: Presidente Perón 495 (sede Cispren) y Edison y Erdmann (Multimedio CEMDO Cooperativa Limitada.
* En Villa María: Tucumán 1141 (sede Cispren) y en Periodistas Argentinos 466/474 (diario El Diario de Villa María).
Fuente: www.prensared.org.ar
* Equipo de Comunicación de la CTA Córdoba